Diario Costa del Sol
17/08/2019

Torremolinos

 

La jefa de comunicación de Vox en Málaga, Sonia Crespo, apunta a "una maniobra del PSOE la renuncia de Lucía Cuín que se rumorea que tiene apalabrada una concejalía y 2 cargos de confianza"

07-06-2019
Visto por 1207 personas
Torremolinos Torremolinos La jefa de comunicación de Vox en Málaga, Sonia Crespo, apunta a "una maniobra del PSOE la renuncia de Lucía Cuín que se rumorea que tiene apalabrada una concejalía y 2 cargos de confianza"
La tertulia de mujeres en 'Herrera en COPE MÁS Málaga' centró ayer su interés en lo que ha pasado en los últimos días en Torremolinos con la número 2 y concejala electa por Vox, Lucía Cuín, tras su asistencia al Orgullo LGTBI contraviniendo las directrices de la formación verde, su cese de la formación y el anuncio de su paso al grupo de los no adscritos a menos de una semana de la constitución de la nueva corporación. La responsable de Comunicación de Vox en Málaga, Sonia Crespo, apuntaba a lo que considera que detrás se esconde "Es una maniobra orquestada por el PSOE porque se rumorea por el pueblo que ella está apalabrando una concejalía en concreto y dos cargos de confianza; son rumores, pero todo se va a ver y vende muy bien hacer teatro con el victimismo. Nosotros ya teníamos sospechas de que nos la iba a jugar. Lo veremos el 15 de junio", afirmaba con rotundidad.

Crespo ha asegurado que Vox le pidió a Cuín que renunciara a su acta de concejal no porque anunciara que "iba a asistir al Orgullo acompañando a un amigo a título personal sino porque ha orquestado todo esto con premeditación y alevosía a sabiendas que Vox no apoya este tipo de eventos para reivindicar los derechos de gays y lesbianas, que merecen todo nuestro apoyo y respeto, y porque detrás de todo esto está el PSOE que cree que la jugada les va a salir bien", afirmó.

Crespo también comentó que “revisando la documentación nos percatamos que Lucía Cuín no había firmado el pacto anticorrupción urbanística del macrocentro comercial que Intu tiene planificado hacer en Torremolinos como se le pidió”.

Crespo ha explicado que siguiendo las directrices a nivel nacional, Vox no se ha pronunciado sobre alianzas políticas porque todo apuntaba a un pacto "a la andaluza" con el PP, Ciudadanos y "sin ningún tipo de exigencias" pero ahora la balanza se inclina hacia el lado del PSOE (que tiene 12 concejales sumando los 8 que obtuvo en las elecciones del 26M, junto con los 3 de Adelante Torremolinos y el voto de Lucía Cuín desde el grupo de los no adscritos) frente a los 10 del PP (los 9 que obtuvo Margarita del Cid junto al único concejal que tendrá Vox).

La portavoz de comunicación en Málaga basa sus argumentos sobre una presunta maniobra del PSOE en lo que ha calificado como "enfrentamiento pueril de Cuín contra Margarita del Cid en cuyo partido militaba y por diferencias ideológicas dejó la formación para entrar en Vox" y en el hecho de que durante la campaña electoral la concejala electa Lucía Cuín "presumió" en redes sociales de ser la novia del responsable de comunicación del PSOE en la localidad costasoleña: "Torremolinos no deja de ser un pueblo en el que la gente se conoce y todo esto ha estado orquestada desde el principio por los socialistas. Cuín ha sido desleal, injusta y esto es una marranada ¿o es que ahora es una “proge” que no sabía lo que defendemos en Vox?", afirmó con rotundidad.

Ante estas afirmaciones, la socialista Soraya García, presente en la tertulia de la COPE, le reprendía que afirmar que Cuín había montado todo esto por "coincidencias ideológicas con su novio es patriarcal y machista", a lo que Sonia Crespo le respondió: "cuanto menos escama que la novia de un militante socialista, que iba en las listas y que controla los medios de comunicación vaya presumiendo en redes de arrebatarle la alcaldía a la fuerza más votada".

Crespo apuntaba que sería necesario “ilegalizar que se produzcan este tipo de transfugismos porque se trata de una traición a los votantes de las formaciones políticas”, a lo que la tertuliana socialista Soraya García le respondió que el Tribunal Constitucional anuló la Ley Antitransfugismo por considerar que vulneraba el derecho a la participación política.
Comentarios