Diario Costa del Sol
14/08/2020

Actualidad

 

El PIB británico se contrae y se resiente la relación comercial con Andalucía por el Brexit

10-02-2020
Visto por 726 personas
Actualidad Actualidad El PIB británico se contrae y se resiente la relación comercial con Andalucía por el Brexit
El PIB del Reino Unido ha perdido ritmo de crecimiento a lo largo de 2019 con respecto al resto de estados miembros de la Unión Europea (UE), una contracción que se ha trasladado a las relaciones económicas con Andalucía, con descensos en las exportaciones, en la recepción de turistas o en la inversión productiva con origen británico. Éstas son las principales conclusiones que se desprenden del Informe de Seguimiento del Brexit en la economía andaluza presentado al Consejo de Gobierno por el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco.

De acuerdo con dicho análisis, además de los riesgos asociados a la salida del Reino Unido de la UE, habría que sumar como responsables de la desaceleración de los principales indicadores británicos el enfriamiento de la economía mundial, la incertidumbre generada por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China o los riesgos geopolíticos internacionales.

Según el informe, la economía británica ha ralentizado su evolución positiva a lo largo de 2019, pasando de crecer el PIB un 2,1% interanual en el primer trimestre al 1% en el tercero, situándose claramente por debajo de la UE27, que se ha apuntado un 1,5% en el tercer trimestre. Desde la celebración del referéndum del Brexit en el año 2016 hasta 2018 –último ejercicio cerrado-, el Producto Interior Bruto del Reino Unido se ha incrementado un 3,3%, 1,6 puntos menos de lo que lo hizo el resto de los estados miembros (4,9%).

Como consecuencia de ello, las importaciones de bienes y servicios realizadas por el país británico se han visto resentidas el pasado año, al descender un 0,6% interanual en el tercer trimestre. Ese retroceso contrasta con el comportamiento dibujado entre 2016 y 2018, periodo en el que las importaciones han aumentado de forma acumulada un 4,2%, más que el PIB.

En las relaciones económicas y comerciales de Andalucía y Reino Unido, destaca la trayectoria dibujada por las exportaciones de mercancías de la comunidad con destino al mercado británico. Entre enero y noviembre de 2019, las ventas han sufrido una caída del 13,5% interanual, significativamente superior a la registrada por el conjunto de la comercialización andaluza al exterior, que ha descendido un 1,8%. Ese decrecimiento continúa con la senda negativa ya dibujada desde 2016 y prolongada hasta 2018, años en los que las ventas al territorio británico se redujeron un 15,3%, en un contexto en el que las exportaciones de la región aumentaron un 20,1%.

Hasta el mes de noviembre de 2019, han continuado los descensos de las ventas al Reino Unido de productos agroalimentarios, sobre todo del aceite de oliva (-14,25 interanual entre enero y noviembre). Además, entre enero y noviembre no se han registrado exportaciones de aviones y demás aeronaves de peso en vacío superior a los 15.000 kilogramos, cuando en el mismo periodo del año anterior se había comercializado en este capítulo por valor de 236,4 millones.

En este contexto, hay que resaltar que en 2019 (con datos hasta noviembre) ha aumentado el número de empresas andaluzas que exportan al país británico –un 2,1% interanual-, aunque ese dato supone la mitad de lo que lo ha hecho el conjunto de empresas regionales que exportan al mundo (5,5%).

En cuanto a la inversión productiva procedente de la economía británica, ésta se ha visto reducida un 85,5% interanual entre enero y septiembre del pasado año, en un contexto de fuerte aumento de la implantación de proyectos internacionales en la comunidad (60,7%). Esa reducción contrasta con la inversión realizada por el Reino Unido entre 2016 y 2018, años en los que ésta se multiplicó casi por seis, frente a la reducción de un 2,7% apuntada por el conjunto de países. El país británico es el primero en inversión extranjera directa en Andalucía, con 1.369 millones de euros acumulados en los últimos veinte años (1996-2016).

En el sector turístico, la evolución de la economía británica, las consecuencias del Brexit y la coyuntura de desaceleración internacional también han influido de forma negativa. Así, durante 2019 –entre enero y noviembre- el número de visitantes británicos con destino a Andalucía se ha reducido un 3,3% interanual, en contraste con el crecimiento experimentado por el conjunto de turistas extranjeros llegados a la región, que ha subido un 3,5%. Entre 2016 y 2018 la entrada de viajeros británicos a la comunidad ascendió un 3%, tres veces menos de lo que aumentó el turismo extranjero (10,3%). El Reino Unido es el principal mercado emisor de visitantes a la comunidad, con más de 2,8 millones anuales, lo que supone más de la cuarta parte de los turistas extranjeros y el 10% del global de viajeros en la región.

Asimismo, el gasto de los turistas británicos ha caído un 6,8% interanual en 2019, cinco veces más que el desembolso realizado por los visitantes internacionales en Andalucía (-1,3%).

Trabajadores transfronterizos en Gibraltar

En 2019 se ha moderado significativamente el ritmo de crecimiento del número de trabajadores transfronterizos españoles en Gibraltar, con un aumento del 2,2% interanual en el pasado mes de noviembre, cuando a principios de ese año, en enero, esta mano de obra se incrementó un 12,2%.

El número de empleos que dependen de la economía de Gibraltar representa el 24% del total de trabajadores de la zona y más de 14.000 trabajadores transfronterizos, de los que más de 9.000 son españoles que atraviesan la verja diariamente.

El 41% de las 112 medidas contempladas en el Programa Andaluz de Medidas de Preparación ante la retirada del Reino Unido de la Unión Europea puesto en marcha en septiembre del pasado ejercicio están finalizadas o en ejecución. En concreto, del conjunto de iniciativas, 13 ya han culminado, 33 de ellas están ejecutándose y el resto, 66, conforme al calendario previsto, están en fase de planificación y desarrollo.
Comentarios