Diario Costa del Sol
29/10/2020

Actualidad

 

Casi 126.000 empresas andaluzas practican el teletrabajo

19-03-2020
Visto por 139 personas
Actualidad Actualidad Casi 126.000 empresas andaluzas practican el teletrabajo
Un total de 125.953 empresas andaluzas proporcionan a sus empleados dispositivos portátiles que permiten el teletrabajo a través de la conexión a internet para uso empresarial, según se desprende de la información elaborada con datos de 2019 por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, dependiente de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, a partir de la 'Encuesta sobre el uso de TIC y comercio electrónico en las empresas', desarrollada por el Instituto Nacional de Estadística. De ese cómputo global, 11.240 son entidades empresariales con diez o más trabajadores y representan el 71% del tejido empresarial de esa tipología. Las 114.713 restantes son pequeñas empresas con menos de diez empleados y equivalen al 33,3% de las empresas de esta modalidad.

Este estudio del IECA, realizado antes de la crisis sanitaria del COVID-19, recoge que el 98,7% del tejido empresarial con un tamaño de diez o más trabajadores de la comunidad, lo que se traduce en 15.632 empresas, dispone de conexión a internet, elevándose ese porcentaje por encima del 99% en el caso de las compañías con 50 o más trabajadores (2.109 firmas). Las compañías que tienen una plantilla de entre diez y 49 efectivos cuentan con este servicio en un 98,7% de los casos, lo que equivale a un total de 13.523. En las pequeñas empresas de menos de diez empleados, el índice baja hasta el 72%, es decir, a 248.503 empresas.

Aunque con carácter general el 71% de las empresas de diez y más trabajadores tiene disponibles las herramientas técnicas necesarias para llevar a cabo el teletrabajo, ese porcentaje varía en una horquilla bastante amplia dependiendo del tamaño, siendo las de mayor músculo las más proclives a este sistema. Así que las que tienen entre diez y 49 trabajadores arrojan un porcentaje del 69,6% (9.534), las que tienen una plantilla de entre 50 y 249 efectivos se apuntan a esta vía en el 78,4% de los casos (1.450), y las compañías de 250 o más trabajadores elevan ese índice hasta el 94,3% (256).

Si atendemos al personal al que se le provee de estos dispositivos portátiles dentro de cada empresa, se observa que en las entidades empresariales de diez o más efectivos el 27,2% de los empleados, es decir 170.600 personas, tiene a su alcance esta posibilidad de conexión remota. De ese conjunto, 82.477 trabajan en las compañías de entre diez y 49 empleados, 45.611 lo hacen en las firmas de tamaño medio (de entre 50 y 249 trabajadores) y 42.512 desarrollan su actividad en las grandes entidades de 250 o más. En las de menos de diez empleados, el porcentaje se incrementa hasta el 28,8%, un porcentaje equivalente a 201.842 personas. En total, son 372.442 personas las que hacen uso de este instrumento.

Por áreas de actividad, el sector de la construcción es el más tendente a la fórmula del trabajo no presencial de su plantilla, con niveles de penetración del 75,5%, seguido del ámbito de los servicios (71,1%) y de la industria (66,9%).

22 millones para fomentar la transformación digital de pymes

La Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad subvenciona con hasta 75.000 euros los procesos de implantación de teletrabajo en las empresas andaluzas para poder seguir manteniendo su actividad durante el estado de alarma decretado con motivo de la alerta sanitaria causada por el COVID-19 en Andalucía. Esas ayudas, que están gestionadas por la nueva Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) y dirigidas a pymes, cuentan con un presupuesto global de 22 millones de euros y ya se pueden solicitar.

Estos incentivos se enmarcan en el Programa de subvenciones para el Desarrollo Industrial, la Mejora de la Competitividad, la Transformación Digital y la Creación de Empleo durante el periodo 2017-2020, concretamente en la línea de Transformación Digital, que cuenta con un presupuesto inicial de 13 millo-nes de euros. El Consejo de Gobierno aprobó el pasado 16 de marzo, en un nuevo paquete de medidas económicas para paliar los efectos del coronavirus, ampliar esa cuantía con nueve millones más hasta alcanzar los 22 millones con el fin de facilitar que las pequeñas y medianas empresas se doten de los medios técnicos necesarios que posibiliten el trabajo no presencial de su personal.

La convocatoria para la Transformación Digital está abierta y las ayudas se pueden solicitar a través de la oficina virtual de IDEA. Se contemplan subvenciones directas, a fondo perdido, que van desde el 35% de la inversión subvencionable hasta el 50%, con un máximo de 75.000 euros.

Se incentivarán proyectos contratados por pymes para la incorporación de tecnologías de la información y la comunicación que contribuyan a mejorar su competitividad y productividad, tales como servicios de comercio electrónico, de marketing digital, de digitalización de los procesos de negocio o de confian-za digital. Los porcentajes de subvención se pueden incrementar, siempre que no superen el 50% de la inversión o los 75.000 euros, si se cumplen algunas características adicionales, como que sean iniciativas pertenecientes al sector de economía social y/o procedan de colectivos prioritarios, entre otros.

Recomendaciones para una conexión segura

Disponer de alternativas de teletrabajo como medida organizativa preventiva en los casos donde sea posible su aplicación constituye clave para, por un lado, ayudar a contener la crisis sanitaria, y por otro, para garantizar la continuidad de la actividad empresarial. Sin embargo, estas soluciones deberán realizarse con las máximas precauciones y medidas de seguridad con el objeto de evitar que determinados agentes puedan llevar a cabo campañas maliciosas contra la empresa.

La Consejería de Economía establece una serie de recomendaciones a tener en cuenta. En primer lugar, las conexiones de los empleados a los recursos internos de la empresa se realizarán mediante redes seguras. En este sentido, se utilizarán conexiones VPN (Virtual Private Network), que deben estar correctamente securizadas y asegurada su disponibilidad. Además, siempre que sea posible, se tendrán que activar en los sistemas corporativos medios de autentificación de doble factor.

Asimismo, se recomienda que los empleados que se conecten de forma remota lo hagan a través de equipos corporativos debidamente securizados, evitando en lo posible el uso de dispositivos personales. Otra alternativa podría consistir en la utilización de escritorios remotos.

De forma general, pero especialmente en esta situación excepcional, es muy importante que los empleados se mantengan en alerta ante posibles campañas de correos electrónicos maliciosos, especialmente aquellos que tienen por objetivo obtener las credenciales de los usuarios (Phishing). Es clave que los trabajadores mantengan medidas de seguridad física sobre los dispositivos corporativos, por ejemplo, bloquear portátiles desatendidos y se deben extremar las precauciones al conectarse a redes desconocidas (WIFI públicas, de invitados, etc.).

Al finalizar la jornada laboral, se recomienda cerrar todas las sesiones y conexiones que se hayan establecido para evitar cualquier tipo de intrusión en los sistemas corporativos.

El Centro Criptológico Nacional (CCN) ha publicado una serie de orientaciones y consejos que pueden ser de utilidad, siempre de forma adaptada a los sistemas y servicios corporativos de la empresa. Por su parte, el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) también establece una serie de pautas para este tipo de conexiones.
Comentarios