Diario Costa del Sol
26/05/2020

Actualidad

 

La Fiscalía andaluza investiga la entrega de mascarillas defectuosas a personal sanitario

15-05-2020
Visto por 62 personas
Actualidad Actualidad La Fiscalía andaluza investiga la entrega de mascarillas defectuosas a personal sanitario
La Fiscalía Superior de Andalucía ha incoado diligencias de investigación penal para esclarecer la supuesta entrega de mascarillas caducadas o defectuosas a personal sanitario de la comunidad autónoma, tras la denuncia que en este sentido ha realizado la Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT Andalucía.

Así lo han informado a Europa Press fuentes del Ministerio Público después de que la denuncia se recibiera el jueves y quedara registrada en la Fiscalía Superior, tras lo que se han incoado diligencias.

En la citada denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el sindicato expone que el pasado 30 de abril tuvo conocimiento de la entrega a profesionales sanitarios por parte de la Junta de Andalucía de una partida de mascarillas quirúrgicas caducadas desde 2014, las cuales fueron supuestamente repartidas, al menos, en los centros de salud de la comarca de la Axarquía (Málaga).

La fecha de caducidad de estos productos "se encontraba tachada" y las mascarillas "forman parte de un quinto lote defectuoso distribuido a los profesionales sanitarios de Andalucía", según relata UGT, que alude en su denuncia a un informe en el que se expone que estas protecciones se recibieron en los almacenes del Área de Gestión Sanitaria Este de Málaga-Axarquía y "procedían directamente de los Servicios Centrales del Servicio Andaluz de Salud".

Según dicho informe ya en marzo de 2015 constaban en los envases de las mascarillas marca Confort Cover una señal negra, sin que se pensara por parte del personal de suministros que ocultara la fecha de caducidad.

OTROS LOTES
El sindicato suma este hecho a otros ocurridos durante la pandemia que "ponen en grave peligro la integridad física de los profesionales sanitarios", entre ellos, la retirada el 29 de abril por parte de la Junta de mascarillas defectuosas y que, pese a no cumplir supuestamente la normativa, fueron puestas a disposición de profesionales sanitarios de los hospitales de Cádiz, Córdoba, Granada y Málaga.

"Con anterioridad a esa fecha se había tenido que retirar un lote de la marca GarryGalaxi, mascarillas también defectuosas que se habían entregado a los profesionales sanitarios para su uso y que habían sido enviadas por el Ministerio de Sanidad, y que al igual que las mencionadas en el apartado anterior han puesto en riesgo a los profesionales sanitarios".

Así lo expone la denuncia, que también hace referencia a otro lote de mascarillas donadas de la marca Inuan y modelo KN95 que supuestamente no cumplían la protección estipulada para frenar el contagio del coronavirus, pero fueron distribuidas a profesionales sanitarios para su uso, "lo cual determinó que el Servicio Andaluz de Salud tuviera que investigar cuántos profesionales sanitarios las habían utilizado y ordenar la retirada de las mismas".

UGT mantiene que todas estas actuaciones han supuesto "no sólo la puesta en riesgo de la salud de los profesionales sanitarios sino que también han podido determinar contagios entre dicho personal ante la seguridad de que los medios de protección entregados habían sido testados por las autoridades competentes".
Comentarios