Diario Costa del Sol
25/06/2021

Torremolinos

 

El PP pide actuaciones contra la plaga de procesionarias en el pinar de Torremolinos

02-03-2021
Visto por 1270 personas
Torremolinos Torremolinos El PP pide actuaciones contra la plaga de procesionarias en el pinar de Torremolinos
La suspensión de los tratamientos contra la plaga de la oruga procesionaria a causa de la Covid-19 están favoreciendo la expansión de estos organismos en el pinar de Torremolinos, uno de los insectos forestales más destructivos, muy peligroso para la salud tanto de las personas como de las mascotas por su toxicidad.

Ante las quejas de las personas que frecuentan el pinar, el edil del Partido Popular, Francisco Cerdán, presentó en el pleno del mes de febrero un ruego oral con tres peticiones para que no se abandonen y se prosiga con los trabajos para reducir y erradicar la oruga procesionaria de nuestros pinares:

1. Continuar con los medios físicos para retirar todos los nidos de los "bolsones".

2. Retomar los tratamientos de fisioterapia o endoterapia.

3. Tratamientos biológicos como la utilización de feromonas para la reproducción de los machos y así disminuir su reproducción.

La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental nos advierte, es que el incremento de esta plaga, pueda deberse a la suspensión de los tratamientos provocados por la pandemia cuando en otros años, se llevan a cabo contra este insecto incluyendo además, las restricciones del uso de biocidas que han quedado reducidos a endoterapia como único tratamiento posible, aunque por su coste, pueda verse restringido en aplicaciones de mucha masa arbórea.

Estas orugas procesionarias del pino, descienden normalmente al anochecer, bien organizadas en fila, guiadas por una hembra y recorren durante la noche los pinos para alimentarse y volver a sus nidos de seda al pino donde les sirve de hogar.

Lo peligroso de este insecto son sus llamados “tricomas”, unos 500.000 filamentos que posee cada individuo y funcionan como dardos envenenados liberando una toxina cuando se siente amenazado. Esta toxina al contacto con la piel puede provocar reacciones severas, urticaria, lesiones oculares e incluso puede aparecer alguna dificultad respiratoria.

Las mascotas como perros y gatos, también son víctimas de las procesionarias porque al acercarse demasiado y tener contacto con los pelos a través de las patas, los animales se las lamen y es cuando empieza su reacción. Estos “tricomas” en la boca, les producirá picazón, inflamación en el hocico, vómitos y en algunos casos, puede causarles hasta la muerte.

Si consideramos que ahora que empieza el buen tiempo y que muchos de nuestros vecinos, se adentran a la zona de nuestros pinares en familia y en muchos casos con sus mascotas, hemos de recordar que los niños y adultos, nunca, deben de acercarse cuando vean un nido de éstas.
Video
Comentarios