Diario Costa del Sol
21/09/2021

Torremolinos

 

Torremolinos vuelve a estar en el interés informativo por el incumplimiento de las normas contra la COVID en una fiesta en una discoteca que tuvo que ser desalojada

24-08-2021
Visto por 977 personas
Torremolinos Torremolinos Torremolinos vuelve a estar en el interés informativo por el incumplimiento de las normas contra la COVID en una fiesta en una discoteca que tuvo que ser desalojada
Torremolinos volvió a estar en el ojo del huracán informativo nacional al ser el escenario del desalojo por la policía local que se produjo la madrugada del domingo al lunes en una sala donde se estaba celebrando un festival en el que los asistentes ni llevaban puesta la mascarilla, ni se cumplía con el distanciamiento social para prevenir la Covid-19. Los agentes procedieron a desalojar el local poco antes de la hora de cierre prevista, a las 02.00 de la madrugada, instando a la organización a desistir de la fiesta; aunque según han informado a Europa Press fuentes municipales hubo «"problemas puntuales" con algunos de los asistentes, a los que se sancionó. El concejal de Seguridad, Antonio Ruiz Jaime, pide ahora que la multa “sea la máxima posible” y el procedimiento pasa a la Junta, pero “las sanciones podrían ser de hasta 600.000 euros en caso de muy grave”.

Las imágenes, en pocos minutos se hicieron virales en las redes sociales y abrieron varios de los informativos de las cadenas de televisión españolas más importantes durante estos últimos días y han sido motivo de enorme indignación porque se veía a más de 750 hombres, según cálculos del inspector jefe de la policía local, José Miguel Ávila, apelotonados en la pista de baile, sin mascarilla y sin distancia social, saltando y bailando sin orden ni control, en una actitud equiparable a las situaciones similares vividas en el municipio mallorquín de Magaluf o en el cierre de las fiestas del barrio de Gracia de Barcelona, donde se produjeron además incidentes violentos, lo que no ocurrió en Torremolinos. Y ha sido motivo de críticas en las redes sociales por la repercusión negativa de estos hechos supone para la imagen turística del municipio y al propio alcalde, José Ortiz, a quien se acusa, al igual que a su edil de Seguridad, Antonio Ruiz Jaime, de hacer la "vista gorda" ante el ya conocido programa de actividades previsto en torno al "Matriz Sun Festival".

Las imágenes, enmarcada en la recta final del "Matrix Sun Festival", la "Freedom Party Dirty West", que preludiaba otra fiesta de despedida prevista para el mismo domingo en el mismo lugar, que finalmente fue suspendida, poniéndose fin a varios días sucesivos de celebración ininterrumpida del colectivo gay en el municipio. La provincia de Málaga está actualmente en nivel 2 desde el pasado jueves (antes estaba en nivel 3 con restricciones mayores), lo que implica, en ocio nocturno, que el aforo está reducido al 50 por ciento, con actuaciones musicales sólo en el exterior y sin permitirse el baile.

Fue poco después de la una de la madrugada del domingo fue cuando el inspector jefe de la Policía Local, José Miguel Ávila, asumió la responsabilidad de proceder al desalojo, después de haberse recibido algunas quejas telefónicas de los vecinos y, al parecer, haber llevado a cabo, sobre las 23,00 horas del sábado, una inspección en la misma discoteca, no observando entonces ningún incumplimiento manifiesto de las normas.

Esta no fue la única intervención de la Policía Local durante la madrugada del domingo, cuando también fueron levantadas otras ocho actas en otros tantos locales de La Nogalera, por incumplimiento de la normativa sanitaria vinculada al Covid-19. Ya el domingo, la Delegación de Sanidad del Ayuntamiento de Torremolinos hizo público un "Decreto urgente" a través del cual anunciaba también la suspensión de otro evento previsto en la misma playa, y otro también en la misma discoteca, ambos programados dentro del "Matrix Sun Festival".

Desde la organización del "Matrix Sun Festival", antes de su celebración, el pasado 4 de agosto, ya se informó a través de las redes sociales que las entradas estaban agotadas, apuntándose también y la necesidad de adaptar los aforos permitidos a la normativa vigente en Andalucía, y citando expresamente que, salvo cambios de última hora en la normativa, el horario para las fiestas previstas sería de 20.00 a 2.00 de la madrugada.

Asimismo, la organización también había insistido con antelación, en la cartelería publicada al efecto, en la normativa aplicable en las discotecas en estos momentos de pandemia, recordando igualmente la limitación del aforo y la obligatoriedad del uso de la mascarilla, aspectos éstos que, evidentemente, no se han cumplido.
Comentarios